Mango presenta su última colección para Ramadán

La marca lleva más de 10 años adaptando sus diseños a diferentes mercados 

Barcelona, 23 de mayo de 2016MANGO lanza su última propuesta (a la venta a partir del 30 de Mayo) enfocada a la época de Ramadán. La internacionalización de las colecciones forma parte del desarrollo de negocio que la marca lleva aplicando durante más de 10 años en diferentes mercados.

Desde el Departamento de Colecciones Especiales se desarrollan diseños exclusivos cumpliendo con los cánones culturales y religiosos de países en distintas zonas, como la de Oriente Medio. Con más de 45 modelos, el departamento se encarga de satisfacer las necesidades diarias en las actividades profesionales y de ocio de la mujer en festividades tan relevantes como el Ramadán.

La propuesta incluye prendas casual como chalecos, caftanes, chaquetas fluidas, camisas oversized, leggings y túnicas con tejidos como el popelín o la antelina. Un catálogo completo que incorpora novedades en las prendas de fiesta como los vestidos largos y  envolventes de doble capa, los monos de diferentes formas (relaxed  o fitted) y faldas de largo midi con tejidos fantasía. Los acabados sutilmente satinados, los lúrex y los laminados cobran gran  importancia al igual que los encajes. El colorido y la estampación de los diseños han dado como resultado una colección con mucha luz.

Sensibilizarse con las características de mercados como el árabe, el asiático, países fríos o de temporada invertida forma parte del ADN de MANGO. Así, durante el pasado año 2015 la marca registraba alrededor de un 80% de la facturación correspondiente a los mercados extranjeros. A pesar de que el mercado nacional sigue siendo clave en el desarrollo de la compañía, el esfuerzo por la presencia exterior ha hecho que la firma se posicione como la marca española más internacional.

MANGO, que posee más de 2200 tiendas a lo largo de 109 países, cerró el ejercicio 2014 con una facturación del Grupo Consolidado MANGO MNG Holding de 2.017 millones de euros, lo que supone un incremento de un 9,3% con respecto a 2013, y un beneficio de 107 millones de euros,  aportando un Ebitda de 223 millones de euros.