MANGO INVOLUCRA A SUS CLIENTES EN LAS DECISIONES DE LA COMPAÑÍA A TRAVÉS DE UNA COMUNIDAD DIGITAL

En la Comunidad de Innovación Mango clientes y consumidores forman parte de un espacio en el que interactuar, compartir y conversar, generando un vínculo más sólido y directo con la marca.

Con esta iniciativa, que tiene alcance internacional, Mango da un paso más en su estrategia Customer Centric.

Mango pone en marcha una comunidad digital que tiene como objetivo conocer de primera mano las necesidades, opiniones y expectativas de sus clientes para adaptar sus productos y estrategias de negocio al contexto postcoronavirus.  

La Comunidad de Innovación Mango permitirá a la compañía conectar e interactuar de forma más dinámica y directa con los miembros de su comunidad en torno a temáticas tan diversas como la marca, el diseño de producto, el rol de las tiendas o la experiencia online, además de otros temas de interés general como la moda, la sociedad o nuevas tendencias de consumo.

Con esta iniciativa, Mango pretende adelantarse a las necesidades de sus clientes, entender cuáles son sus expectativas, su percepción de la marca y tener en cuenta su feedback en la toma de decisiones. Esto permitirá a la marca crear iniciativas y servicios disruptivos e innovadores alineados con la visión de sus clientes y que respondan a sus nuevas necesidades.

Para poder formar parte de esta comunidad, el cliente solo tiene que conectarse al microsite mnginnovation.com disponible en castellano, inglés y francés, donde tendrá que completar un breve formulario. Una vez dado de alta, podrá participar en los foros que más le interesen.

Los miembros de la Comunidad de Innovación Mangoparticiparán en estudios periódicos como encuestas breves, entrevistas en profundidad o sesiones de co-creación en función de las temáticas que se vayan a tratar, impulsadas por el equipo de Innovación de Mango.

Con esta comunidad digital, Mango adopta un nuevo canal de comunicación bidireccional con sus clientes, a través del cual, además de recibir sus opiniones, informará a sus miembros de los descubrimientos que vaya realizando, de los resultados obtenidos en las investigaciones y de otros temas que puedan ser de su interés.

A través de esta comunidad de alcance internacional, Mango da un paso más en su estrategia Customer Centric, cuyo propósito es situar al cliente en el centro de todas sus decisiones.

La digitalización de Mango

Mango lanzó su e-commerce en el año 2000 convirtiéndose en una de las primeras marcas del sector retail en hacerlo. Tras 20 años, las ventas de este canal suponen cerca del 24% de la facturación total del grupo, alcanzando los 564 millones de euros en 2019. Esta cifra supone un crecimiento del 26,7% respecto al año anterior.

La firma, que a principios de año se marcó el objetivo de que las ventas del canal online representen el 30% de la facturación en 2020, prevé superar esta cifra dado el buen funcionamiento que está teniendo su e-commerce.