MANGO CUENTA YA CON 135 PUNTOS DE VENTA ABIERTOS Y SUPERARÁ LOS 620 AL FINALIZAR EL MES DE ABRIL

Empiezan a reabrir las tiendas en Europa: Alemania, Austria, Holanda, República Checa, Letonia, Georgia, Chipre y Ucrania sumarán esta semana más de 100 puntos de venta abiertos al público.

Se adoptarán medidas de seguridad extraordinarias, como el control del aforo o la provisión de equipos de protección para empleados y clientes.

La actividad comercial de Mango ha llegado a un punto de inflexión en la crisis de COVİD-19 con el inicio de la reapertura de su parque de tiendas en Europa. En países como Alemania, Austria y Holanda las autoridades locales han reducido las restricciones y en los próximos días algunas de las tiendas de la cadena reabrirán al público. Los primeros países en los que se han producido estas reaperturas han sido Austria y Holanda, donde las autoridades han permitido la apertura de 4 y 16 tiendas, respectivamente. Durante esta semana está previsto que se abran las 16 tiendas restantes que la firma tiene en Holanda y otras 42 tiendas en Alemania. A estas reaperturas se añadirán las de 27 tiendas en la República Checa, Letonia, Georgia, Chipre y Ucrania.  

A estos puntos de venta se suman 62 tiendas de 17 países en los que la pandemia de COVID-19 ha tenido menor impacto y no han cerrado sus tiendas en ningún momento, entre los que destacan Finlandia, Noruega, Suecia, Corea del Sur, Indonesia y Bielorrusia. Igualmente, hay otros 53 puntos de venta en países como China que ya habían reabierto en las últimas semanas.

En total, Mango cuenta ya con 135 puntos de venta abiertos al público y espera que la cifra aumente en aproximadamente 483 durante el actual mes de abril, hasta llegar a los 621.

La prioridad de Mango es la salud de sus empleados y clientes. En cumplimiento de las legislaciones locales, se han adoptado medidas de seguridad y limpieza extraordinarias en todos sus puntos de venta, entre ellas el control del aforo de las tiendas, la limpieza contínua de las mismas, la limitación del horario comercial o la provisión de equipos de protección para empleados y clientes. 

Mango ha mantenido activa la venta online durante todo este periodo, puesto que la distribución no se ha visto alterada y se han seguido realizando entregas (a excepción de algunas zonas con restricciones). La compañía se ha volcado en sus clientes, adaptando los servicios de entrega y devolución a la situación actual, por ejemplo, ampliando el plazo de devolución y permitiendo la recogida de envíos en tienda cuando se lleve a cabo la reapertura. Tanto el almacén logístico como las empresas de transporte han tomado las medidas necesarias para realizar los trabajos con la máxima seguridad tanto para los empleados como para los clientes.

A cierre de 2019, la venta on line suspuso para Mango casi el 24% de su facturación.